UN JARDÍN AROMÁTICO DE TRANSICIÓN ENTRE LA MONTAÑA Y LA CIUDAD

Jardines Rodrigo Caro @TopiarQ

Jardines Rodrigo Caro

Con una topografía muy accidentada de 21 metros de desnivel, los jardines Rodrigo Caro se desarrollan a partir de distintas plataformas o terrazas a diferentes alturas. Así conseguimos articular el desnivel con un jardín público de especies aromáticas como un homenaje a la vegetación y al clima mediterráneos. 

La variedad vegetal incluye distintas especies de vid, plantas medicinales, céspedes con necesidades hídricas muy bajas y de crecimiento lento, así como más de 80 especies diferentes entre árboles, arbustos y herbáceas.

Los frutales se combinan con los huertos en la parte más cercana a la ciudad, y conforme nos vamos alejando hacia la montaña la vegetación se vuelve más salvaje, más propia del encinar propio del Parque de Collserola.

Las columnas de iluminación de los jardines contribuyen a la integración del parque en el paisaje de la montaña, pues con su forma irregular y su color oxidado imitan las formas y texturas tortuosas de los troncos de los pinos. 

CRÉDITOS

LOCALIZACIÓN
Barcelona

AÑO
2008

SUPERFICIE
5.250 m2

PROMOTOR
Pronoba, SA
Ajuntament de Barcelona, Pla de Barris

AUTORES
Imma Jansana, arquitecta y paisajista – Topiarq Studio
Concepción de la Villa, arquitecta y paisajista – Topiarq Studio
Robert de Paauw, arquitecto

COLABORADORES
Carlota Socías, arquitecta y paisajista – Topiarq Studio
Toni Abelló, arquitecto
Jordi Fàbregas, maestro jardinero
Josep Selga, biólogo
Carolina Sendra, ingeniera técnica agrícola
Fernando Benedicto, arquitecto técnico
Taller de Ingeniería Ambiental SL

EMPRESA CONSTRUCTORA
Cespa - Ferrovial

FOTOGRAFÍA
Adrià Goula